Las Hojas Secas de Guanábana son recolectadas directamente del árbol, seleccionando las mas óptimas y maduras.

Después de ser lavadas varias veces con agua potable osmotizada, pasan a un tren de secado, el cual tiene una temperatura específica que hace que nuestras hojas sean de primera calidad, conservando su estructura, color y aroma natural.

Una vez finalizado el proceso de secado, se revisan y se envasan de forma artesanal en bolsas de papel kraft, dicha bolsa contiene una ventana en la cual se puede apreciar la buena calidad.